domingo, 9 de octubre de 2016

Hace tiempo quise contarle a alguien un cuento que era mitad fantasia y mitad real.

Era sobre un gato que se acostaba sobre el asfalto derretido y se quedaba pegado. Los vecinos de la cuadra intentaban de todas las maneras posibles despegarlo. Hasta que lo logran y el gato consigue adopción en un hogar cariñoso.

La parte donde un gato queda pegado al asfalto es real. La parte donde logran despegarlo es fantasia.

miércoles, 11 de noviembre de 2015

Perdon Nahuela.

Tuve un sueño. No es horrible pero me ha dejado pensando lo suficiente como para hacer esta entrada.
Estoy yo con mi sobrina en brazos, en el sueño mi sobrina es una barbie. Y tambien tengo un bebote de nombre Nahuela que supuestamente es la hermana menor de mi sobrina. Es de esos bebotes con el mechoncito rubio en la cabeza.
Yo las acerco para que jueguen, cuando veo que el bebote le esta torciendo el bracito a mi sobrina-barbie. En ese instante yo le doy un golpe en la cabeza al bebote Nahuela, y le hundo la cara. Lo horrible es que ni siquiera fue una piña, fue un golpe de karate, con el borde de la mano.
Como sea, el bebote lloraba y ahora no puedo borrar de mi mente su cabeza hundida, y mi capacidad de pegarle a un bebe sin más. De alguna manera muy loca me siento culpable.
El sueño continua, obviamente. Me veo yendo con mi sobrina-barbie al kiosko a comprar chicles con tattoos, y pegandoselos en los bracitos para que se vea mas mala. Y diciéndole "ahora no te van a pegar mas"

miércoles, 7 de enero de 2015

No te enojes.

No me importa tu nombre, no me importa tu edad, no me importa donde naciste, quién te crió y cómo.
No me importa si la pasaste bien o mal en la secundaria. Ni siquiera me importa si la hiciste. No me interesa tu vida, no me interesa contarte la mía.

No quiero que hablemos. Me interesa mucho que no hables, o que puedas quedarte callado por un largo rato. Me interesaría tener tu numero y llamarte alguna vez si quiero ir al cine, ir a caminar, o a las hamacas de Plaza Italia.
Solo te quiero para ir juntos a todos esos lugares donde queda raro ir sola.

domingo, 19 de octubre de 2014

Pajaros

Son las 5.51 am. No puedo dormir. Escuhé algo asi como una explosión. Y no se si eso despertó a los pájaros del árbol junto a mi ventana o si ellos empezaron a cantar desde mucho antes y yo no me  di cuenta. Nunca puedo determinar el momento en que sale la primer estrella. Ni en el que canta el primer pájaro. Me disperso mucho cuando no puedo dormir, tengo como pensamientos que me llevan a otros. Como por ejemplo ahora que estoy pensando si alguien alguna vez pensó en lo mucho que duermen los pájaros. No se, se duermen como a las 8 de la noche y se despiertan a las 5 de la mañana quizas? Pienso que cualquier pájaro duerme mas que yo. También ahora pienso que cuando vivía en Malargüe un pájaro se hizo su nido en un caño del techo del garage. Todo el tiempo entraba y salía con palitos o pasto seco pero una mañana lo vi entrar con un saquito de té.